El Principio del Vacío

Alguna vez te has preguntado ¿Por qué guardas todos esos objetos viejos e inútiles en un clóset o en un cajón? o a lo mejor eres de las personas que tiene el hábito de juntar objetos inservibles, lo que sea (zapatos, muebles, piedras, madera, ropa, etc.) pensando o creyendo que algún día, ¿No sabes cuándo? Los puedas utilizar ¿Te gusta juntar el dinero sólo para no gastarlo? Pues piensas que en un futuro te podrá hacer falta…

Déjame decirte que yo también a veces era de ese tipo de pensamiento, y en casi todas las ocasiones, más de un 85% para ser exacto, me he equivocado guardando cosas inútiles, ya que todos esos “cachivaches” lo único que han ocasionado en mi vida es «Anti-Prosperidad».

Y entonces te preguntarás ¿Acaso existe la “Anti-Prosperidad”? Permíteme explicártelo de una manera sencilla, la anti-prosperidad es el conjunto de situaciones, emociones, sentimientos, objetos personales, objetos familiares que lo único que ocasionan es que te quedes varado en un pasado sin poder avanzar hacia el ser humano que quieres ser o bien vas avanzando a cuenta gotas.

Leyendo el libro más antiguo de la historia pude asimilar una parábola en la que se hace referencia a los talentos, (dejo la cita para quienes quieran leerlo Mt. 25, 14-30), en la misma se nos instruye a no guardar o esconder aquellas cosas que se nos dan porque aún lo poco que tenemos se nos quitará, trasladándolo a un plano emocional no debemos guardar resentimiento, recuerdos pasado aunque sean positivos y emociones que lo único que hacen es recordarnos lo que ya vivimos y que no podremos cambiar, en cambio se no pide que dupliquemos nuestros talentos para que con ellos logremos todo lo que nos proponemos.

Por eso es preciso crear un espacio, un vacío, para que las cosas nuevas lleguen a nuestra vida, es preciso eliminar lo que es inútil tanto en tu mente como también a tu alrededor, para que la prosperidad llegue lo antes posible.

Es la fuerza de ese vacío que absorberá y atraerá todo lo que deseas, pero mientras estás material o emocionalmente cargando cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades.

Los bienes materiales y espirituales precisan circular, así como el aire necesita entrar a los pulmones para purificarlos. Por lo tanto limpia todos los cajones, los armarios, tu cuarto. Regala todo aquello que no usas más, ¡claro! que sea útil para otros. La actitud de guardar un montón de cosas inútiles amarra tu vida, lo mismo que ata a tu espíritu el no perdonar a los que te han hecho daño, el no superar que hayas salido embarazada a los 16, y el resentimiento porque no tuviste la vida que soñaste. No son los objetos guardados los que estancan tu vida, sino el significado que tiene para tu vida el “guardar”. Cuando guardas cosas inservibles, ya sea en un espacio físico o en tu corazón, le dices a tu mente que hay una posibilidad eminente de escasez, y tu mente lo llega a creer y genera comportamientos de no querer soltar nada y de no recibir más cosas.

Con esa postura, estás enviando dos mensajes importantes para tu vida:

  1. Que tu no confías en tu poder creador de abundancia: Y crees que lo “NUEVO” y lo “MEJOR” NO son para ti ya que te alegras con guardar cosas viejas e inútiles.
  2. Que no eres merecedor: Las personas que viven atados al pasado, normalmente trabajan desde «La culpa» y no creen merecer cosas nuevas para sus vidas.

¿Quieres atraer lo nuevo, lo positivo, la vida que mereces? Pues entonces deshazte de lo que perdió el color y el brillo y deja entrar lo nuevo en tu vida y en tu casa, pero inicia ahora mismo, ¡La sabiduría que buscas está en tu interior!

WhatsApp chat